Noticias
Nuestras Noticias







Enrique Menacho Roca: “La industria cambió y el futuro del país está, sin duda, en el gas” Fecha: 23/06/2015

Dirige la primera empresa boliviana que hizo operaciones petroleras bajo el mar. Fue a mediados de los 90 en costa Esmeralda Ecuador y en esa ocasión algunos de sus trabajadores ni siquiera conocían el mar.

En los 40 años de vida que tiene su empresa participó en al menos 100 proyectos de ingeniería, construcción, montaje y servicios. Actualmente, genera más de 150 empleos directos y un número similar de indirectos.
Se trata de Enrique Menacho Roca (73), gerente propietario de Bolinter, una empresa que apuesta por la experiencia y la profesionalización de su personal y justamente confía en la buena fe de estos.

—¿Cómo inició las operaciones de Bolinter en el país?
Bolinter fue establecida hace 40 años por la asociación de dos grupos empresariales importantes; Grupo Comsertec de La Paz y la empresa americana de ingeniería International Pipeline Engineers de Houston, Texas. Un año después de su inicio ingresé para llevar adelante las obras.

—¿Con qué capital inició?, ¿hubo momentos difíciles?
Inicialmente el capital de Bolinter era de $us 50.000. Hemos tenido muchos momentos difíciles, más o menos al vaivén de nuestra economía y política en los 40 años que existimos.

—Antes de fundar la empresa, ¿en qué firmas trabajó?
Estuve cinco años en YPFB. Fue la primera universidad de mi vida profesional. Soy ingeniero petrolero e ingeniero metalúrgico. Todo lo que sé lo aprendí en YPFB cuando era una empresa muy buena y profesional. Me retiré de esa compañía porque vi que ya estaba en mi límite dentro de mis aspiraciones profesionales. Fui jefe de campo y jefe de producción y de construcción en las plantas de gas. Había logrado una gran capacitación y vi que estaba más estrecho y político el camino hacia adelante y yo siempre he tratado de ser lo más apolítico posible.

—¿Cuántas acciones fueron las primeras que compró?
Empezamos con un 5% y poco a poco se dieron otras oportunidades que tuve que tomar al vuelo. En estos 40 años, no sé si para bien o para mal, terminé como dueño total de esta empresa. Con una carga pesada y con mucha responsabilidad.

—¿Qué similitudes y diferencias ve entre YPFB, que nacionalizó a la Gulf Oil Company, y YPFB actual?
Hay grandes diferencias. En esa época de la segunda nacionalización había una mística muy grande en YPFB. Había profesionales excelentes que con mucho esfuerzo lograban cosas para YPFB. La producción era mínima. Se alcanzaba a 12.000 o 15.000 barriles de petróleo que se exportaban hasta Arica. El gas no era importante, era un estorbo.

A diferencia, en esta última nacionalización, la industria cambió bastante. Se creó una riqueza importante para el país. El futuro del país, sin duda, está en el gas. En ese sentido, YPFB asumió su rol, aunque fue no diría improvisado, pero sí menos compacto. Pese a eso, creo que van sacando adelante algunas políticas.

—¿Cuáles son los principales servicios de Bolinter?
Hacemos la construcción integral de plantas de gas, de refinerías, con facilidades de producción y de almacenamiento de hidrocarburos. Además hemos construido líneas de transmisión de gas de alto y medio volumen, líneas de recolección y estaciones compresoras de gas.

—Tengo entendido que operaron en Ecuador y Perú...
Sí, estuvimos dos años en Ecuador donde ejecutamos seis plantas y un año en Perú, donde realizamos grandes proyectos gasíferos de entre $us 12 a 15 millones. En Ecuador fuimos los primeros bolivianos en hacer una obra en las costas de Esmeralda. Ahí ampliamos una carga para barcos petroleros. Mucha gente no conocía el mar y tuvieron que aprender a bucear para entrar al fondo y hacer las obras civiles. Fue una experiencia muy linda.

—Considerando el descenso del precio del petróleo ¿cómo está el mercado de servicios hidrocarburíferos en el país?
Un poco incierto, sobre todo por esa baja en los precios del gas, lo que obliga a muchas empresas, incluyendo YPFB, a revisar proyectos e inversiones. Sin embargo, ya casi no es una novedad para nosotros porque con los altibajos del pasado hemos aprendido a trabajar con limitaciones. Nos preocupa el impacto que pueda darse en la ocupación de la mano de obra que registra mayor demanda y es más costosa.

—¿Cuáles son las principales trabas que limitan el crecimiento del sector en el país?
La falta de algún incentivo o protección por ser empresas bolivianas. Frente al impacto de las firmas del exterior que pueden lograr grandes obras y contratos ‘llave en mano’ por su capacidad de garantías, noso-tros no podemos competir.

—¿Y las oportunidades?
Tenemos una gran producción de gas licuado -no confundir con gas líquido- que puede comercializarse y venderse a Paraguay, al norte argentino, Perú, que son grandes mercados. Utilizan mucho este recurso, pero no tienen la infraestructura de ductos que tenemos nosotros.

—¿Cómo está su mercado actualmente?
Creo que tenemos que hacernos la idea de que hay que reducir nuestros ingresos y gastos. Porque ya no habrá la bonanza, los ingresos que tuvimos estos años. El gran salvador será la construcción

EL DEBER - GARY ROJAS JORDÁN





Estimado cliente si tiene alguna consulta no dude en contactarse con nosotros, tambien puede visitarnos en las redes sociales
Acerca de Nosotros

Una empresa orgullosamente boliviana, fundada en 1975 desarrollando proyectos de ingeniería, construcciones y montajes, con obras ejecutadas en todo tipo de terrenos, desde las montañas de los Andes, pasando por el altiplano y valles, hasta la selva amazónica de Ecuador, Perú y Bolivia.
Pongase en contacto con nosotros

  • > Dirección: Doble Vía a la Guardia Km. 3 ½ entre 4to. Y 5to. Anillo.
  • > Teléfonos: 3529270
  • > Fax: 3523713
  • > Email: bolinter@bolinter.com